2.12.16

Una de las maldiciones de internet es la comprobación de que todo parece haber sido ya inventado.
Artistas, que no se conocen entre sí, surgen en simultáneo con el mismo estilo, la misma técnica y la misma temática del pasado en distintas partes del planeta.
El plagio del plagio del plagio, que muchos llaman influencia, consiste en repetir y potenciar lo que fue dado por el arte “consagrado” (el arte del Poder) en el carrusel de la falta de inventiva.